Felipe Vallese nació 14 de abril de 1940 en el barrio de Flores.

En 1957 era un joven obrero metalúrgico que se ganaba la vida como operador de máquinas en la empresa TEA S.R. L., ubicada en el barrio de Flores en la calle Caracas 940. Trabajaba en el turno noche al cuidado y mantenimiento de las maquinarias.  Al año siguiente, con 18 años, fue elegido delegado sindical de la UOM.

En el ejercicio de sus convicciones netamente peronistas consiguió para sus compañeros el reconocimiento del  pago de horas extras, ropa adecuada de trabajo, etc.. El 23 de agosto de 1962 tanto su tarea sindical, como su ideal de peronista quedaron truncos.

Fue secuestrado en Capital Federal por un grupo de la Unidad Regional de San Martín, durante el gobierno de facto de José María Guido. Felipe Vallese nunca apareció, ni vivo ni muerto. Tenía 22 años. Es uno de los primeros desaparecidos políticos de la historia argentina contemporánea.

Al enterarse de lo ocurrido, tanto su familia, como la Juventud Peronista y el movimiento sindical comenzaron a actuar de inmediato. Las denuncias fueron masivas y desde el sindicalismo corrieron especialmente por cuenta de los dirigentes metalúrgicos Augusto Timoteo Vandor y Rosendo García con el asesoramiento letrado del Dr. Fernando Torres.

El hecho produjo una importante conmoción social y su aparición con vida pasó a formar parte de las reivindicaciones de diversas organizaciones. Surgió entonces con fuerza e indignación popular un reclamo, un grito, un canto, una protesta:

 “UN GRITO QUE ESTREMECE, VALLESE NO APARECE”

Esta frase fue cantada, gritada, pintada y repetida incansablemente en los frecuentes actos y gestos de resistencia. Agradecemos a quienes mediante innumerables reclamos no solo exigieron como pudieron su aparición con vida, sino que ante la no respuesta estatal evitaron que su nombre cayera en el olvido.

El periodista Pedro Leopoldo Barraza encaró con valor una importante investigación que fue publicada en los periódicos 18 de marzo y Compañero. La CGT le puso su nombre a su salón de actos. En 1965, los abogados de la UOM Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde publicaron el libro “Felipe Vallese. Proceso al sistema” en el que se denuncian claramente los hechos que quedaron prácticamente impunes.

El artista plástico Ricardo Carpani diseñó el afiche con el rostro de Felipe que ilustra esta nota.

Hoy, como cada año para esta fecha, los metalúrgicos honramos con orgullo y dolor la memoria de nuestro compañero de lucha FELIPE VALLESE.