A 67 años del fallecimiento de Eva Perón

María Eva Duarte de Perón, Evita, fue una de las mujeres más influyentes de la política argentina y por eso despertó pasiones y críticas a su paso. Querida y hasta idolatrada por las clases trabajadoras, fue también criticada y rechazada por las clases más acomodadas de la sociedad. Precursora de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres fue primera dama de argentina entre 1946 y 1952.

Nació el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. Mujer del presidente de Argentina Juan Domingo Perón, Evita conoció al mandatario en 1944, cuanto ella tenía 24 años y Perón 48. Desde entonces, Evita comenzó su carrera política acompañando a su marido.

Fundó el Movimiento Peronista Femenino, fue activa impulsora del voto femenino y la igualdad de la mujer y creó la Fundación Eva Perón al frente de la cual realizó obras de carácter social ayudando a los más necesitados.

“Ahora si me preguntasen qué prefiero, mi respuesta no tardaría en salir de mí: me gusta más mi nombre de pueblo. Cuando un pibe me nombra Evita me siento madre de todos los pibes y de todos los débiles y humildes de mi tierra. Cuando un obrero me llama Evita me siento con gusto compañera de todos los hombres”

El 26 de julio de 1952 “La abanderada de los humildes” murió a los 33 años, luego de una larga agonía debido a un cáncer de utero.

“Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que el nombre de Evita figurase alguna vez en la historia de mi patria. Y me sentiría debidamente, sobradamente compensada si la nota terminase de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba, cariñosamente, Evita.”

Hoy a 67 años de su fallecimiento, los Metalúrgicos honramos la memoria de nuestra querida compañera “Evita”.